ENIAC, el primero de su raza

El Computador e Integrador Numérico Electrónico o ENIAC (por sus siglas en inglés), es considerado por muchos como el primer ordenador propiamente dicho de la historia. Se presentó al público en Febrero de 1946, en Estados Unidos y podía realizar aproximadamente 5000 sumas y 300 multiplicaciones de manera simultánea. Además, todos sus procedimientos eran realizados en código máquina, por lo que hablamos de una computadora digital. Su consumo energético era tan grande que provocaba apagones de luz en la zona, por lo que surgió el mito de que cada vez que se usaba, toda Filadelfia sufría un apagón. Su vida se extendió hasta los 9 años cuando en Octubre de 1955 fue desconectada para siempre. Su objetivo primario fue el cálculo de trayectorias de proyectiles, muy útil por aquel entonces.

Los verdaderos creadores del ENIAC

Aunque fueron los ingenieros de ENIAC los que la construyeron y pasaron a la historia como sus creadores, la realidad es que fueron 6 mujeres las que programaron su código. Betty Snyder, Jean Jennings, Kathleen McNulty, Marlyn Wescoff, Ruth Lichterman y Frances Bilas eran prodigiosamente inteligentes y a medida que inventaban el código para la máquina ENIAC lo iban diseñando y aplicando. Su relevancia ha sido omitida por muchos años, ya que por que aquel entonces estas mujeres no gozaban del rango de profesionales. Este suceso se intenta explicar por la concepción que en esos años se tenía de la mujer trabajadora o incluso para ahorrar costes. De cualquier manera, este equipo de trabajadores y trabajadoras avanzaron muchos años de programación e informática, creando el que fuera el primer ordenador completamente funcional de la historia.