¿Qué son las famosas monedas virtuales?

Antes de entrar en materia más profunda y distintos ejemplos, hemos de apuntar que la revolución tecnológica que estamos experimentando estos años, junto con el enorme desarrollo de internet y sus infinitas posibilidades han cambiado las reglas del juego. Tanto que una cosa tan valorada y necesaria hoy día como el dinero tampoco ha logrado resistirse. Su transformación al medio online es real, tangible y longeva. Además, y como bien saben los que han estudiado economía, el dinero al fin y al cabo no es más que un objeto al que se le confiere un valor, generalmente aceptado. Por lo tanto, cualquier cosa podría ser dineroLas monedas, los billetes.. no son más que metal y papel en realidad, pero las personas aceptamos darle un valor X, por lo que permitimos el intercambio de bienes y servicios con estos.

Como ya hemos dicho antes, el desarrollo de internet ha brindado un enorme mar de posibilidades, entre ellas las de negocio. El comercio y la venta ya se hace desde muchos años de manera online, llegándose a realizar millones y millones de intercambios en la red. Sin embargo, hasta hace unos años estos intercambios eran, por así decirlo, testimoniales. ¿Por qué? Porque las sumas de dinero online no eran más que números y dígitos, que eso sí, luego se traducían en dinero físico legal. Pero no existía una moneda real y aceptada por todos que respaldara el mundo informático.

Aunque se comenta que años atrás ya se habían desarrollado, no fue hasta 2009 cuando las famosas monedas virtuales se acuñaronEste dinero virtual ya ha sido aceptado por gobiernos e instituciones globales, aunque no sin definirlo con cierta sorna: “Dinero digital no regulado, el cual es emitido y controlado por sus desarrolladores. Usado y aceptado entre los miembros de una determinada comunidad online”. Que no esté regulado no significa que sea ilegal, sino que los organismos que controlan el dinero de toda la vida no pueden ponerle la mano encima ni controlarlo. Además, ya lo analizamos antes, el dinero es algo que en los intercambios de bienes y servicios es aceptado. Por lo tanto, si en internet se intercambian estas monedas virtuales y la gente las acepta, la única diferencia entre dinero tradicional y el virtual es que uno está en formato físico y el otro en digital.

Tipos de monedas virtuales

En consonancia con el dinero que siempre hemos conocido, las monedas virtuales también son varias. Si antes hemos dicho que estas son creadas y aceptadas en determinadas comunidades, la lógica nos hará comprender que podría haber cientos, sino miles de ellas. Sin embargo, el dinero digital es como todo, necesita de adeptos. Si, hablando vulgarmente, 4 colegas deciden crear una moneda virtual mucho no durará, pues solo esos 4 individuos la aceptarían para intercambios, y solo entre ellos, destinando su moneda a desaparecer. Por contraposición, si una comunidad con 500.000 usuarios la crea, la desarrolla y la expande, probablemente esta moneda tenderá a permanecer e incluso a subir de valor.

Por lo tanto, una vez entendida su naturaleza, podemos afirmar que las monedas virtuales más conocidas son: Peercoin, Litecoin, Dogecoin, Ripple y BitCoin. Cada una de ellas ha sido creado con un fin y por una determinada comunidad. Hoy en día, la moneda online más aceptada es el BitCoin, y probablemente haya muy pocas personas en el mundo que no han escuchado su nombre.

El BitCoin: la moneda virtual más valiosa del mundo

En 2009 la moneda virtual BitCoin fue creada por Satoshi Nakamoto (nombre que puede ser ficticio y que represente a varias personas) con el objetivo de realizar transacciones en internet. Su popularidad con el paso de los años ha crecido muchísimo, así como su uso y por ende, su valor en el mercado. Hoy por hoy, cada moneda BitCoin tiene un valor aproximado de 4.000$ americanos. En este último año su incremento del valor ha alcanzado unas cifras del 300%. Actualmente nos encontramos ante el mayor boom económico de las monedas virtuales, con el BitCoin a la cabeza. Sin embargo, no es la primera vez que la criptomoneda experimenta una subida de valor tan grande en tan poco tiempo. De hecho, ha habido otras burbujas de valor en el pasado, 6 para ser más exactos.

De cualquier manera, las monedas virtuales son una realidad, y parece que tras unos años de vaivenes y cierta incertidumbre han acabado por asentarse y consolidarse en un mercado online que no deja de crecer. Estaremos pendientes de futuras evoluciones en este sector. Recuerda que si te ha gustado el artículo puedes dejar un comentario y compartirlo en tus redes sociales. Para más entradas sobre el sector de la informática no dudes en visitar nuestro Blog de Informática.