La Deep Web en boca de todos

Cada vez se habla más y más de algo que se hace llamar la Deep Web. En los últimos años este término ha ido calando en la opinión pública y en los usuarios que usan internet. Ha pasado de ser un tabú a un tema de moda y debate. Medios televisivos, de radio, blogs.. todo el mundo habla del internet profundo. Pero ¿sabemos realmente qué es? Porque aunque parezca mentira, aún existen muchísimas personas que se adentran cada día en internet sin conocerlo en absoluto. Porque este maravilloso invento esconde grandes lagunas oscuras, donde lo peor de nuestra raza se cobija.

¿Qué es en realidad la Deep Web y cómo se accede a ella?

El internet profundo o Deep Web no es más que el conjunto de páginas y sitios online que los buscadores tradicionales no pueden indexar. Es decir, son páginas que a priori no puedes encontrar en internet, pues se necesitan unos medios especiales para poder hacerlo. Actualmente, la Free Net o Internet libre y accesible para todos solo concentra del 1 al 4% de toda la información que existe online. Lo que quiere decir que el 96-99% restante conforma este internet profundo. Y claro, como todos podemos imaginar, el uso que se le da no es precisamente lícito. 

Es cierto que la Deep Web se ha mitificado en exceso, pero eso no quita la realidad que cualquier aventurado que se atreva a entrar en ella pueda ver. Las webs tienen enlaces dinámicos actualizados a mano, así como contraseñas o ciertos protocolos de seguridad que les sirven para no ser rastreadas fácilmente, y por consecuencia, mantenerse a salvo de las autoridades. Cualquier persona puede entrar en la Deep Web descargando el navegador TOR, que permitirá la navegación de manera anónima.

Esta navegación anónima es importantísima para los usuarios y las páginas que existen en la web profunda, pues es lo que les permite compartir cualquier tipo de información sin sufrir las consecuencias. Venta de armas, drogas, sicarios, hackers, pornografía ilegal y otra serie de mercados existen allí. Además de esto, también existen otros contenidos clasificados como informaciones de gobiernos, textos e informaciones varias.

El uso real de la Deep Web

Lo que nosotros pensamos sobre la Deep Web es que se creó con la intención de tener y compartir información secreta y clasificada entre gobiernos, empresas, laboratorios, universidades y ejércitos. Obviamente información de todo tipo que no puede salir a la luz. Pero que esta ventaja fue aprovechada poco a poco por ciertas personas que tuvieron acceso y supieron de su existencia con el objetivo de ofrecer servicios con los que ganar dinero.

El tema de la web profunda es muy extenso y algún día lo retomaremos ampliando información. Por el momento solo hemos querido compartir con vosotros lo que realmente es y para qué sirve. A continuación os dejamos una imagen que refleja a la perfección lo que la Deep Web supone comparada con la Free Net o internet libre.

explicando-a-deep-web