Ese famoso dicho de ‘culito veo culito’ deseo también suele darse entre las grandes corporaciones. Cuando una empresa de un sector determinado innova y ofrece un servicio distintivo y currado, la competencia emplea todos sus esfuerzos en copiarlo para intentar sabotearle un poco la jugada, y llevarse parte del pastel. Lo cierto es que aunque esta práctica ocurre muy a menudo, pocas veces tiene éxito. Uno de los casos más llamativos fue el de la red social de Google llamada Google+. Una plataforma creada para intentar competir con Facebook, pero que nada más lejos de la realidad, nunca llegó a acercarse ni siquiera.

¿Qué es Google+?

Como ya hemos dicho antes Google+ es la red social de Google, caracterizada por un diseño minimalista, simple y realmente eficaz que nunca ha triunfado por el principal hecho de haber llegado tarde. Nunca fue su idea ni tampoco la desarrolló en exceso. Algunos beneficios de usarla como para el posicionamiento SEO no fueron suficientes, mayormente porque los usuarios de una red social no saben ni lo que es eso. Como veníamos diciendo, Google+ era una plataforma muy simple y plana, para lo bueno y para lo malo. Permitía a las cuentas de negocios tener cuentas de marca y asociarlas al Google My Business, crear colecciones y comunidades donde compartir, debatir y opinar y seguir a otros usuarios y marcas. Poco más.

Publicidad no había porque para eso ya está el SEM. Y porque tampoco merecería demasiado la pena pagar por aparecer en anuncios de Google+.

Google desvincula Google+ de las empresas

Con la mosca detrás de la oreja durante mucho tiempo, Google empezaba a ver el sinsentido que Google+ era. Una red social que tenía bastantes usuarios pero que no enganchaba para nada. Por lo que era una ‘región virtual’ con importantes zonas desérticas y sin vida. Entre los profesionales del sector del MK Digital se llevaba ya tiempo especulando con la posibilidad de que Google+ desapareciera pronto. Sobre todo porque desde 2015 se venían eliminando funcionalidades y conexiones de Google+ con otras aplicaciones o plataformas (por ejemplo YouTube). Hasta que el Viernes de la semana pasada Google desvinculaba las cuentas de marca de Google My Business con las de Google+. Lo que quiere decir que ya no podemos publicar con nuestro perfil profesional de Naftic en la mencionada red social.

¿Y ahora qué?

¡Que no cunda el pánico! Google nunca da puntada sin hilo y como ya os comentamos hace una semanas en nuestro artículo sobre las publicaciones de Google My Business, el futuro de los posts en Google va por ahí. En nuestro caso llevamos meses experimentando con estas publicaciones, las cuales nos parecen una gran idea, pueden ser el sustituto perfecto de Google+. Porque siendo sinceros, no necesitábamos una red social más carente de significado, quizás lo que queríamos era que las marcas ofrecieran más información desde sus tajetas de negocio en los buscadores. Así que, a partir de ahora, olvídate de Google+ si eres una empresa y empieza a trastear las publicaciones de Google My Business. 

Sin más que contar por el momento, te recordamos que si te ha gustado puedes comentar y compartir el artículo en tus redes sociales. Visita nuestro Blog de Informática y Tecnología para leer más artículos como este.

[Total:0    Promedio:0/5]