Una nueva polémica mundial se ha desatado en el medio online. Si hace no mucho los ataques de Ransomware dejaron tiritando a empresas de talla global, ahora nos encontramos ante un posible problema que podría cambiar Internet tal y como lo conocemos. Llevamos un par de semanas con el grito puesto en el cielo y una expresión en boca de todos: neutralidad de la red. Pese a que este tema es trending topic mundial, todos los medios hablan de ello y los opinólogos de la calle también aportan su granito de arena, no son muchos los que realmente conocen el alcance de estas 4 palabras. Y es que como sucede en muchos casos, el hablar sin saber se apodera de la opinión pública y, en vez de informarnos, nos desinformamos. Creyendo aprender cosas que en realidad son erróneas. Hoy os contaremos todo lo que necesitáis saber sobre la neutralidad de la red, la cual contextualizaremos con el problema que hoy nos congrega en este artículo. Empecemos.

¿Qué es la neutralidad de la red?

La neutralidad de la red es el principio básico por el que el propio internet se rige. Es decir, la democratización del acceso a la información que está online para todos los usuarios que dispongan de una ordenador con conexión. ¿Qué quiere decir esto exactamente? Que una vez conectado tu ordenador a la red, puedes navegar libremente por ella. Algo así como cuando compras un coche, conduces por las carreteras y visitas lo que quieras. La neutralidad de la red es un principio fundamental que, en cierta forma, equilibró la balanza de conocimientos, formación y comunicación entre poderosos y el resto. También, es un hecho que todos damos por hecho ya que nos hemos criado con este tipo de privilegios a la hora de acceder a la información de internet y navegar con ella. También aportando nuestro granito de arena en nuestras redes sociales, páginas webs, proyectos etc.. Internet ha sido y sigue siendo un canal bidireccional que ofrece, en mayor o menos medida, una libertad en cuanto a posibilidades para los que lo usan. Empresas, estudiantes, inventores, comunicadores.. en la red neutral prácticamente todo es posible y todo el mundo tiene cabida.

Entonces.. ¿Cuál es el problema?

Desgraciadamente, vivimos en una sociedad en la que el dinero te da poder, y el poder te permite modelar el mundo a tu gusto. Aunque nunca se hubiera tratado a nivel global el tema de la neutralidad de la red (por ser algo que sin conocerlo, lo comprendíamos como derecho y así lo disfrutamos), como todo, esta premisa está regulada por una serie de leyes las cuales nuestros legisladores y políticos pueden cambiar. Muy resumidamente es lo que ha pasado en EEUU, gracias a Donald Trump y su política para destruir todo lo que Obama apoyó. Básicamente lo que pretenden es anular esta neutralidad de la red, dándole el poder a las grandes empresas mundiales proveedoras de internet para poner ciertas restricciones y planes de pago, mediante los que saldrían beneficiadas económicamente.

La polémica de la neutralidad de la red

En el momento en el que varios medios de comunicación tuvieron constancia de las intenciones de Trump con repecto a la 'Net Neutrality', la voz corrió entre la opinión pública hasta el día de hoy, donde la polémica sigue en régimen alcista y nos empezamos a preguntar ¿Por qué, señor Trump? El presidente de Estados Unidos designó en Enero de 2017 a Ajit Pai como Director de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) con el claro objetivo de acabar con la legislación de Obama y "devolver la libertad a internet" (Entrecomillado por supuesto). El plan presentado que hace unos días se aprobó ha derivado en el fin de la neutralidad de la red en EEUU. Dándole así el poder de bloquear o restringir accesos a determinados sitios web a los usuarios, obligando a pagar para poder acceder o incluso reducir la velocidad de conexión. Como ya mencionamos antes, los beneficiados de esto son los gigantes proveedores de internet que son AT&T, Verizon y ComCast. Si ya de por si esta acción es polémica y de dudosa moralidad, las sospechan estallan cuando el mismo Ajit Pai, antes de ser nombrado por Trump, era abogado de Verizon. No hay nada más que añadir..

Qué consecuencias tendría si sucede tal y como pensamos

Las empresas proveedoras ofrecerían paquetes en los que se pagaría x dinero por acceder a determinados sitios. Por poner un ejemplo ficticio: Pagaríamos 30€/mes y solo podríamos acceder a ciertos medio de comunicación como El Mundo, Diario Córdoba.. y a redes sociales como Facebook y Google. Si quisiéramos más accesos, pues pagaríamos más. Esta es la propuesta que se maneja en la opinión de calle. El sesgo en cuanto a qué ofrecer y cómo ofrecerlo sería importante. ¿Qué pasaría si las proveedoras apuestan por ciertas ideologías o modelos económicos que les beneficien? Ofrecerían medios y páginas afines a su causa, nos podrían manipular. Sí, más de lo que ya nos manipulan..

El recorte de libertades llegaría a ser importante, teniendo en cuenta que ya existen muchas plataformas de pago, que obviamente ofrecen servicios y funcionalidades extra, ¿Cómo podríamos imaginar un mundo en la que el acceso a la información hubiera que pagarla? Es verdad que en cierta forma ya lo hacemos (necesitamos ordenador y conexión a internet) pero esto no son más que herramientas que nos permiten acceder a la red. Sin embargo, resulta muy injusto para el usuario medio que ya ha pagado ordenador, luz e internet para que, además, solo puede acceder a ciertos sitios web. La amortización de lo que nos cueste este servicio será mínima. Además, las consecuencias negativas para el ciudadano de a pie son infinitas: Menos acceso a información, desconocimiento, menores posibilidades de aprender, menor capacidad de comunicación, más control.. en definitiva: menos libertad.

Pero dejando atrás el lado del consumidor básico, ahora debemos responder a una pregunta aún más dolorosa: ¿Qué pasaría con las PYMES y los proyectos humildes? Las empresas grandes con mayor poder adquisitivo gozarían de mayor velocidad, podrían negociar acuerdos con las proveedoras para gozar de privilegios y aparecer en sus paquetes de acceso.. En definitiva, todo esto se traduciría en mayor riqueza para los que están en la cúspide del sistema y mayores penurias y recorte de oportunidades para el resto. Todos los beneficios en cuanto a igualdad y futuro de internet desaparecerían. Aumentando la brecha entre ricos y pobres.

 

¿Es realmente para tanto? ¿Afectará a Europa, y por ende, a España?

Afirmar todo esto es prácticamente decir que el mundo tal y como lo conocemos cambiará. Casi como el comienzo de una era de recortes de libertades en el medio digital online, en el que estaríamos haciendo siempre lo que unos pocos quieren, dónde lo quieren y cómo lo quieren. En el diario El País hemos encontrado un artículo muy relevante sobre lo que todo este acontecimiento tiene que ver con Europa. En este, el especialista en Derecho y Estragegia Digital Borja Adsuara nos comenta que, al menos en Europa, todos los derechos disfrutados hasta el momento se mantendrán gracias a la neutralidad de la red y a los acuerdos globales que existen.

"La neutralidad en la red no impide que, aparte del servicio de acceso a internet (viajar en autobús), los operadores ofrezcan “servicios optimizados” más rápidos (viajar en coche), si hay capacidad para hacerlo y no van en detrimento del carril bus."

Esta frase de Borja es tan relevante como sobreentendida por todos nosotros. Sabemos de sobra que la neutralidad de la red ofrece una serie de derechos a los usuarios y también a las empresas proveedoras. Siempre y cuando los proveedores no afecten ni bloqueen el tráfico normal de la red, podrán ofrecer mejoras de prestaciones (cumpliendo con la ley y respetando las libertades). El simple hecho de poder acceder a todas las webs o medios no puede ser restringido por ninguna empresa proveedora, por entrar en discrepancia con el derecho de acceso libre a la información. Podéis leer el artículo completo aquí.

Por el momento todo parece indicar que la neutralidad de la red permanecerá intacta en Europa, y con ella, todo lo que conlleva acceder a un internet libre. Esperamos que en nuestro continente no se cambie de parecer. Cruzamos los dedos. Si te ha gustado el artículo comenta y comparte. Para más artículos de informática y tecnología no olvides visitar nuestro Blog.

neutralidad de la red
[Total:2    Promedio:5/5]