Será que en Naftic somos un poco magufos o que nos tomamos demasiado en serio propuestas de series como Black Mirror o Mr Robot, pero lo que seguro no tiene nada que ver con nuestro alto nivel de frikismo illuminati es, que en el mundo digital pocas cosas suceden por casualidad. Y es que ya va siendo algo habitual que las grandes compañías, apoyadas en los medios sociales y a través de figuras con gran número de seguidores lancen campañas o experimenten con la masa de manera encubierta. El conocimiento del comportamiento de los usuarios es realmente útil para las compañías, y ya llevan años obteniendo toda la información que pueden sobre nosotros a través de las redes sociales. Ya hablamos en nuestro blog del escándalo de Cambridge Analytica, la empresa que gracias a Facebook ayudó a Donald Trump a ganar las elecciones en Estados Unidos. Esto es solo un ejemplo de lo que hablamos.

Pero.. ¿Y lo del #10YearChallenge?

A estas alturas os estaréis preguntando qué pamplinas tendrá que ver una cosa con la otra. Pues bien, a nosotros nos pareció realmente sospechoso que haya tenido que salir justo ahora un reto donde comparamos nuestro aspecto actual con el de hace una década. Curiosamente cuando más se está desarrollando e investigando los sistemas de reconocimiento facial y sus infinitas utilidades.

Más allá de haberlo pensado, no quisimos comentar nada porque bueno, quizás pudiera ser nuestra paranoia. Pero desde hace un par de días hemos visto como en la red se ha empezado a hablar del tema. Tanto en Facebook como en Twitter, haciéndose eco de la polémica algunos blogs especializados como Wired en su artículo ‘Es el 10 year challenge solo un meme.. ¿Verdad?’. Por lo que no es tan descabellado pensar que Facebook puede estar aprovechándose de este reto para analizar la evolución del aspecto humano, relacionándolo con la tecnología del reconocimiento facial. O sea, que es muy probable que estén entrenando a su algoritmo en materia del cambio de apariencia con respecto a la vejez. Suena complicado pero sería realmente útil tener una IA que pudiera interpretar esto que tratamos. Las aplicaciones serían enormes y detrás de esto.. dinero, dinero y más dinero. Pero sobre todo, control.

Una vez más, ese dicho que reza “piensa mal y acertarás” apunta a ser verdad. Aunque ni siquiera haya sido una idea original de aquellos que se aprovechen de esta nueva moda, pero seguro habrá corporaciones como Facebook capaces de usar para su beneficio esta situación. No los hemos contado, pero seguro que ya hay millones de personas que han regalado una información tan valiosa a los monstruos de la era digital. La ingeniería social está más presente que nunca en nuestras vidas, solo que ahora somos nosotros los que la alimentamos.

10 year challenge polemica

[Total:4    Promedio:4/5]